Recomendaciones para el Anteproyecto de Ley de universalidad

Desde la entrada en vigor del RDL 7/2018, miles de personas han tenido enormes dificultades para acceder a la atención sanitaria o directamente no han podido recibir la misma. Como ya indicamos, el texto actual cuenta con importantes carencias que van desde imprecisiones en el lenguaje (ej. la errónea referencia a la situación de estancia temporal ) a lagunas técnicas (ej. la negación de la titularidaddel derecho a las personas sin permiso de residencia), e incluso la omisión de graves situaciones de exclusión (ej. las personas ascendientes reagrupadas y el requisito de “no tener la obligación de acreditar la cobertura obligatoria de la prestación sanitaria por otra vía”). Estas deficiencias del RDL, unidas a la ausencia de un Reglamento que clarifique y garantice tanto el reconocimiento y control del derecho a la protección de la salud como la aplicación de criterios similares en todo el territorio, han amparado interpretaciones restrictivas desde diversas comunidades autónomas.

En este contexto, se hace imprescindible una reforma legislativa concisa y sin ambigüedades, que proteja el derecho a la salud y garantice la igualdad en el acceso a todas las personas, sin distinción alguna tal y como varios mecanismos de Naciones Unidas han exigido recientemente. Una reforma legislativa que resuelva definitivamente las diferentes vías de exclusión, y que cumpla con el compromiso adquirido por el Gobierno de garantizar el derecho de las personas reagrupadas a tener asistencia sanitaria, expresado tanto en su pacto para un gobierno de coalición progresista como en el Dictamen de la Comisión para la reconstrucción social y económica.

Desde Yo Sí nos hemos unido a REDER y Aministía Internacional en el proceso de consulta previo a la elaboración de un Anteproyecto de Ley de medidas para la equidad, universalidad y cohesión del Sistema Nacional de Salud, para, una vez más, exigir un acceso universal real y efectivo.

Aquí podéis leer la carta completa enviada al Ministerio de Sanidad con las recomendaciones para una nueva Ley de universalidad.

Yo Sí Sanidad Universal