Comunicado de Yo Sí Sanidad Universal ante las respuestas de las autoridades sanitarias en el caso del fallecimiento de Alpha Pam

  • Fuente: Yo Sí Sanidad Universal

Ante el caso del fallecimiento por tuberculosis del ciudadano senegalés Alpha Pam, y la respuesta de las autoridades sanitarias consistente en la destitución del gerente del Hospital Comarcal de Inca, Fernando Navarro, y la apertura de expedientes disciplinarios a las personas que trataron con el paciente, Yo Sí Sanidad Universal quiere manifestar lo siguiente:

  • Que este caso pone de relieve la contradicción en la que el sector sanitario se encuentra entre su deber de atender a todas las personas que requieran atención médica y un Real Decreto Ley (el 16/2012) de exclusión, que deniega la atención a amplios sectores de la población que vive en el Estado español, y a otros, les obliga a correr con costes de repagos imposibles de asumir.
  • Que, por tanto, son falsas las afirmaciones de la ministra Ana Mato de que «se garantiza la atención de calidad a todas las personas», y que casos como el de Alpha Pam o el del fallecimiento de la joven boliviana María Soledad Torrico, acaecida en febrero último en Valencia, demuestran que el factor excluyente y discriminador del nuevo modelo sanitario pone en evidente riesgo de muerte a nuestra población.
  • Que la ministra da muestra de una enorme ignorancia al desconocer los dos elementos clave en cualquier atención sanitaria, especialmente en el caso de enfermedades graves: la accesibilidad y la continuidad asistencial. La accesibilidad porque permite consultar un problema de salud en el momento que la persona percibe la necesidad de recibir asistencia. La continuidad asistencial, porque posibilita hacer un seguimiento del caso durante todo su proceso sin que «se pierda» por el camino. Y ambas, accesibilidad y continuidad asistencial, quedan seriamente dañadas y casi eliminadas con el actual RDL.
  • Que desde Yo Sí Sanidad Universal hemos venido denunciando las consecuencias de este RDL, y que el pasado 24 de Abril entregamos a la ministra un escrito en el cual le advertíamos de prácticas generalizadas de exclusión que dificultaban incluso el acceso a los servicios de urgencia. Y queremos recordar que ante nuestras denuncias y las de otras organizaciones, la ministra ha preferido mirar para otro lado.
  • Que a Yo Sí Sanidad Universal y a todas las personas que han visto restringido su derecho a la atención sanitaria les gustaría saber qué significan las palabras pronunciadas en el Congreso de los Diputados por la Ministra de Sanidad: «no vamos a consentir que ninguna persona tenga peor atención que otra en función de su origen y condición». Salvo que se trate una burla grotesca, la única medida que podría lograr dicho objetivo es la derogación del RDL 16/2012 que su gobierno aprobó, y que es el responsable del deterioro y la pérdida de atención sanitaria de decenas de miles de personas a quienes se les ha retirado la tarjeta sanitaria.
  • Que cargar la responsabilidad en los profesionales a los que se ha obligado a cambiar su modo de trabajo, desde un modelo accesible y universal, a uno excluyente, resulta hipócrita y busca, sin duda, ocultar la responsabilidad última de las autoridades sanitarias que desde el gobierno aprobaron un RDL excluyente, y desde las Comunidades Autónomas lo han venido aplicando de forma irresponsable.
  • Que casos como los citados, así como el intento de hacer recaer todas las responsabilidades en los profesionales, carga de razón a los más de 2000 profesionales que se han declarado objetores a este RDL, y a muchos más que, cada día, siguen intentando atender dentro del sistema a las personas excluidas a pesar de las trabas impuestas por la administración.
  • Por eso, nuevamente llamamos a todas las personas que trabajan en el sistema público de Salud a reflexionar sobre su responsabilidad en cada «no» que dan a una persona que necesita asistencia médica. ¿Están dispuestas a asumir las consecuencias de no poder atender correctamente? ¿Y a perder la protección que para su paciente y para ellas mismas suponen los mensajes y procedimientos que facilitan la continuidad asistencial?
  • Desde Yo Sí, nos preguntamos cuántos casos más de fallecimiento o de daños en la salud estaremos dispuestos a soportar antes de convencernos de la crueldad y el sinsentido de este RDL. Y denunciamos la hipocresía de las autoridades sanitarias que ahora se rasgan las vestiduras y pretenden querer tratar como un “error” un fallecimiento provocado por un RDL que ellas han impuesto.
    Por todo ello, una vez más, desde Yo Sí Sanidad Universal exigimos la derogación inmediata del RDL 16/2012 y la dimisión de la ministra Ana Mato.
Yo Sí Sanidad Universal