Rechazo político, social y profesional a la alternativa a la Sanidad universal del Ministerio

La medida fue anunciada por el ministro Alonso en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Tras las declaraciones del ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, al terminar el primer Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) con los recién nombrados consejeros, con respecto al retorno a una Sanidad universal en España, Acta Sanitaria ha hablado con diferentes actores del mundo sanitario, para conocer sus reacciones, y ha encontrado consenso entre sus interlocutores en que la medida alternativa propuesta por el Gobierno es una «chapuza», pero también la convicción de un pronto retorno a la situación anterior al Real Decreto Ley 16/2012.

La citada opción, planteada por el máximo responsable de la Sanidad española, corresponde a un «principio de acuerdo» desvelado por el mismo y que se realizó el pasado 14 de julio con los consejeros sanitarios que ocupaban en ese momento estas responsabilidades en las comunidades autónomas. Éste, a su juicio, garantiza la Atención Primaria a estas personas, así como una posible derivación a un especialista.

PSOE e IU ven «inevitable» el retorno de la universalización de la asistencia

En primer término, en representación de la clase política, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, José Martínez Olmos, manifestó que la propuesta del titular de la cartera sanitaria del Gobierno representa algo «ridículo». «Los antiguos consejeros no pintaban ya nada en esta historia, puesto que algunos lo eran en funciones», subrayó.

«El ministro ha suspendido en este examen que le suponía el Consejo Interterritorial del SNS», continuó el miembro del PSOE, que aventura que «está cada vez más cerca el momento en que la Sanidad vuelva a ser universal». Mientras tanto, considera que el anuncio de Alonso es «insuficiente y electoralista», además de «una propuesta trampa».

Por esta razón, el PSOE confirmó, en la jornada posterior a la celebración del Consejo Interterritorial, que «se establecerá la atención universal sanitaria a la ciudadanía» en «todas» las comunidades autónomas en las que gobierna. Ésta es una cuestión de «sí o no al sistema de aseguramiento», explicó al tiempo que subrayó que los socialistas responden a ello «que no».

«Lo que propone el Gobierno ahora es una nueva excusa, una nueva fuente de problemas», señaló, por su parte, el médico y diputado de IU Gaspar Llamazares, ya que, entre otras cosas, «deja a otra parte de los inmigrantes sin papeles sin protección», teniendo en cuenta los requisitos que se ponen como exigencia: el pasaporte en vigor y un año de empadronamiento. «Es un fraude al reconocimiento del derecho a la Sanidad con carácter universal y es un fraude con relación a los colectivos afectados», destacó.

Para el representante de IU, «la única solución que tendría algo de credibilidad sería derogar el Real Decreto total o parcialmente, por lo menos en lo que tiene que ver con la exclusión de los inmigrantes». «El Gobierno hizo una declaración, en su momento, de giro social en la política sanitaria y de inclusión de estos inmigrantes, que ahora defrauda con estas medidas», apuntó Llamazares. No obstante, para éste es «inevitable» el retorno al modelo anterior en toda España, en un futuro próximo.

Las organizaciones sociales piden derogar el Real Decreto 16/2012

El movimiento social tampoco quiso perder la oportunidad de mostrar su rechazo a la no derogación del Real Decreto Ley 16/2012. Así, la vocal de Incidencia Política, Género y Derechos Humanos de Médicos del Mundo, Beatriz Sagrado, indicó que la organización a la que representa «lamenta» y está preocupada por esta situación. Recuerda Sagrado que «el ministro, en marzo, hizo unas declaraciones señalando que las personas inmigrantes podrían acceder a Atención Primaria y que pasadas las Elecciones autonómicas se convocaría al Consejo Interterritorial, al cual se le iba a dotar de un poder mayor y en el que se iba a abordar este tema».

Sin embargo, agregó la miembro de esta organización, el Consejo Interterritorial ya es pasado «y ni siquiera estuvo en el orden del día este tema», «por eso lo lamentamos». «Pero, además, nos preocupa porque consideramos que eso es una medida insuficiente y, por supuesto, incompleta, que no devuelve la universalidad y que, ademas, seguirá manteniendo ese esquema de parte beneficiada y parte asegurada», apuntó.

«Aquí tiene que haber una responsabilidad política y esta situación se tiene que revertir», continuó Sagrado, que apuntó que también debe haber un compromiso político y que «tiene que ir en la defensa del derecho a la salud y de los sistemas públicos de salud».

En la misma línea, Yo Sí Sanidad Universal considera, como indicó a Acta Sanitaria, que el Gobierno «sigue empeñándose en algo que no es sostenible, en forma de chapuza», y que es de «una crueldad extrema». Ante ello, señaló que seguirán «exigiendo la derogación del Real Decreto y trabajando in situ por la Sanidad universal». «Se empecinan en un error, pero no va a durar mucho», sentenció.

SEMFYC aboga por seguir «peleando» por la causa

Protagonizando la voz de los profesionales sanitarios, la vicepresidenta de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC), la doctora María Fernández, sostuvo que la sociedad científica a la que representa, y a las que se ha unido en pro de esta iniciativa, que son Amnistía Internacional, la citada Médicos del Mundo, Red Acoge, Odusalud y la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), van a seguir «peleando» para recuperar la asistencia universal.

En su opinión, el que haya comunidades autónomas que estén «reculando» en este sentido, «implica que, ahora mismo, tengamos un panorama nacional con unas diferencias importantes». Ante ello, aboga por continuar atendiendo «a todos aquellos pacientes inmigrantes que venían siendo atendidos en las consultas», y reclamó «los resultados obtenidos en cuanto a sostenibilidad del sistema sanitario con esta medida», que para ella no es más coste-efectiva.

Por último, Fernández, que exigió, una vez más, «la derogación del Real Decreto y que se obtenga de nuevo la tarjeta sanitaria», subrayó, ante la medida alternativa propuesta por Alonso, que «la asistencia debe ser integrada, no es exclusivamente en Atención Primaria». Ésta, aunque le parece «un paso adelante», es «una especie de parche», concluyó.

Postura de SESPAS

Por su parte, Ildefonso Hernández, presidente de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), comenta que su sociedad ya manifestó en su día que la exclusión de los inmigrantes de la atención sanitaria era desacertada por motivos humanos, jurídicos, sociales y económicos. «Cualquier retraso en resolver la situación nos parece equivocada», agrega.

Además, añade Hernández, «Nos parece que atenta contra el principio de equidad recogido en la Ley General de Salud Pública. Es paradójico que se apliquen unos filtros tan exigentes, mientras que en muchos servicios de salud sigue sin haber la diligencia debida en exigir el pago a Mutuas y otros agentes cuando se atiende a personas cubiertas por esas entidades. Hay formas más adecuadas de impedir un uso inadecuado de la atención sanitaria que no cause perjuicios ni atente al principio de equidad».

Yo Sí Sanidad Universal