Sanidad universal: lo queremos todo.

Recientemente, el Ministerio de Sanidad ha sacado a consulta el “Anteproyecto de ley de medidas para la equidad, universalidad y cohesión del sistema nacional de salud”. En dicho documento se explicita la intención de desarrollar un documento legislativo en el que introducir ciertas reformas en el sistema sanitario, incluyendo una nueva modificación de los aspectos relacionados con la cobertura del Sistema Nacional de Salud y las formas de obtención del derecho al mismo de una manera universal.

La tragedia como problema crónico.
Desde el Real Decreto ley 16/2012, aderezado con términos como “medidas urgentes” y “garantizar la sostenibilidad”, la universalidad de nuestro sistema sanitario quedó suprimida. El concepto de “asegurado” volvió a ocupar la centralidad y el derecho a la asistencia dejó de ser la opción por defecto, para pasar a ser algo que conquistar, suponiendo una barrera especialmente importante para las personas que siempre tienen que estar conquistando cada paso de sus vidas: la población migrante en situación de irregularidad documental.

Tras años de movilización de colectivos ciudadanos y profesionales, en el año 2018 se aprobó el Real Decreto ley 7/2018, que lejos de suponer una solución a lo perpetrado con el RDL16/2012, ayudó a cronificar y dar estabilidad a un modelo de acceso a la asistencia sanitaria parcial, excluyente y generador de inequidades. El RDL 7/2018 tenía un preámbulo ilusionante pero un desarrollo que contradice su supuesta voluntad de universalidad generando un sistema de requisitos y exclusiones, y lejos de combatir la exclusión la ha hecho más invisible, más burocratizada y especializada. Desde su aprobación se continúa excluyendo a muchas personas, especialmente a aquellas que no pueden probar llevar más de 90 días en territorio español -aunque residan o tengan voluntad de residir aquí-, a personas con permiso de residencia que están excluidas por tecnicismos dudosamente legales, e incluso a quienes vienen en régimen de reagrupación familiar.

Leer noticia completa

Yo Sí Sanidad Universal