Atención sanitaria para personas de países no europeos con permiso de residencia por reagrupación de sus hijos

  • Actualizado el

SI SOY UNA PERSONA EXTRANJERA CON PERMISO DE RESIDENCIA COMO ASCENDIENTE DE ESPAÑOL O COMUNITARIO

Desde el 2012 los extranjeros ascendientes de ciudadanos españoles o comunitarios ven denegado su derecho a la atención sanitaria, a pesar de contar con permiso para residir en territorio español
El gobierno del Partido Popular retiró la posibilidad de que las personas ascendientes, y los descendientes mayores de 26 años, pudiesen acceder al Sistema sanitario como “beneficiarias” de sus familiares. Además el Instituto nacional de la Seguridad Social (INSS) emitió una instrucción interna que dice que las personas con permiso de residencia obtenido después del 24 de abril de 2012 no pueden optar a ser “asegurados por límite de ingresos”. La razón que aduce es que estas personas deben haber contratado ya un seguro médico privado para poder obtener su permiso de residencia.

Esta exigencia fue rebatida por la Defensoría del Pueblo en su resolución del 15 de Octubre de 2014:

… La exigencia de seguro médico para los ascendientes extracomunitarios de ciudadanos españoles, que no han ejercido la libertad de circulación, no está contemplada en la normativa. Además se considera un obstáculo para que el ascendiente de ciudadano español disfrute efectivamente del derecho a la asistencia sanitaria)

Durante los últimos años muchas personas afectadas reclamaron su derecho ante los tribunales. En Madrid se constituyó el Colectivo de Afectadas por el INSS, que, con ayuda de un grupo de profesionales de la abogacía, presentaron reclamaciones al INSS y demandas ante los tribunales. A pesar de que más de 80 sentencias dieron la razón a las personas afectadas y obligaron al INSS a entregarles la tarjeta, el INSS no varió su práctica, y los gobiernos, primero del PP y luego del PSOE apoyaron de forma innoble esta exclusión sanitaria.
Sin embargo el INSS, apoyándose en una sentencia favorable, presentó un recurso al Tribunal Supremo. En un hecho sin precedentes, y a pesar de la inmensa mayoría de sentencias que otorgaban la razón a las personas afectadas, el Supremo falló a favor del INSS.

La gran mentira de la ley de supuesta universalidad del PSOE

El Gobierno del PSOE promulgó el RD 7/2018 que vendió como la vuelta a la universalidad de la atención sanitaria. En su articulado se reconoce el derecho a la atención si:

c) Ser persona extranjera y con residencia legal y habitual en el territorio español y no tener la obligación de acreditar la cobertura obligatoria de la prestación sanitaria por otra vía

Esa es la trampa, extranjería sigue exigiendo el seguro para otorgar el permiso de residencia (en contra de los dijo el Defensor del Pueblo), y esa obligación de tener seguro es utilizada por el INSS para denegar el derecho a la atención sanitaria.

Por otra parte, es bien sabido que, además de su elevado precio, los seguros privados no aceptan a personas de avanzada edad y, cuando lo hacen, excluyen la posibilidad de ser atendidos por enfermedades previas a la contratación. Tampoco incluyen descuentos en los medicamentos.

Recuerda que la exclusión sanitaria es total y que si acudes a urgencias procederán a facturar la asistencia. Si, por desgracia tienes que acudir, recuerda no firmar ningún compromiso de pago ni tú ni tus familiares. Si te deniegan la atención exige saber el nombre de la persona que se responsabiliza de dicha denegación, y a ser posible que te lo de por escrito. Si hubiese alguna consecuencia para la salud la denegación de auxilio es denunciable.

Recomendaciones si estás en esta situación

  1. Iniciar el proceso de reclamación y demanda contra el INSS por la vía de lo Social. Esta es la vía que habíamos seguido en los últimos años hasta la sentencia del Supremo. Ahora mismo lo más probable es que los jueces apliquen el mismo criterio que el Supremo y te denieguen la tarjeta. No obstante, desde Yo Sí Sanidad Universal y el Colectivo de Afectadas por el INSS, tenemos intención de presentar recurso ante el Tribunal Constitucional y los Tribunales Europeos.

  2. Contratar el Convenio Especial con la Seguridad Social. Es una especie de seguro privado que se contrata con la administración, que da derecho a la atención sanitaria en el Sistema Público, que no tiene restricciones respecto a enfermedades previas o futuras, pero que no incluye descuento en los medicamentos. El precio del convenio es de 60 euros mensuales para menores de 65 años, y de 157 euros para mayores de 65 años. Te exigen acreditar la residencia efectiva en España durante un período continuado mínimo de un año. Puedes consultar en tu Comunidad (adjuntamos enlace de Madrid)

  3. Obtener atención como persona sin permiso de residencia. Esto es una posibilidad delicada que puedes valorar. Recuerda que para tener acceso al sistema sanitario como persona sin permiso de residencia se exige acreditar al menos tres meses de padrón. Teniendo esto en cuenta puedes considerar, en función de tu situación: Retrasar la solicitud del permiso de residencia y la obtención del NIE. Empadrónate nada más llegar, y una vez que lleves tres meses en España puedes solicitar el alta en el Sistema Sanitario como persona “sin permiso de residencia”. Te pedirán el pasaporte y el certificado de empadronamiento (y en algunas Comunidades algún otro papel), puedes consultar nuestra sección: “personas sin permiso con más de 90 días”. Recuerda que no evitará que tengas que suscribir un seguro privado cuando solicites el permiso de residencia.

Si tienes algún problema o necesitas ayuda o asesoramiento, puedes escribirnos un correo electrónico a yosi.sanidaduniversal@gmail.com

Yo Sí Sanidad Universal